Disfraz de pirata

Los disfraces de pirata son unos de los que más se venden en los cotillones o piñatería del mundo, por esta razón se considera un clásico. Los niños pequeños desean ser superhéroes, pero de seguro en una de las series o dibujos animados que observan en la televisión existe un marinero o pirata tanto bueno como malo, es así como uno de los trajes que desean tiene que ver con los navegantes de los siete mares.

Aunque todos quieren ser el capitán del navío, siempre va a existir un pequeño que desee colocarse el traje de cualquier otro empleado o colaborador del barco, como por ejemplo un bucanero, filibustero o corsario y esto se puede encontrar fácilmente en los cotillones, debido a que es un tema muy demandado.

Las ventajas que tienen este tipo de atuendos es que pueden colocárselos tanto los niños como las niñas, incluso los adultos también pueden comprar uno de estos en las tiendas de disfraces. Los bebés tampoco se quedarán atrás cuando se trata de  tener un disfraz de pirata, además de seguro será el villano o la villana más linda que se haya visto en su vida.

El sombrero es clave cuando se trata de un navegante, es por ello que se pueden encontrar diferentes modelos de estos en cualquier cotillón al que se asista. Al igual que es importante saber que existen muchos diseños de traje con el objetivo de poder brindarle la variedad que el cliente desea al momento de comprar el atuendo necesario.

Las niñas suelen ser más femeninas al momento de escoger cualquier disfraz y es allí donde se puede jugar con los diferentes trajes que existen, por ejemplo colocarle una camisa blanca con un tutú negro o de diferentes colores, los cuales se pueden encontrar fácilmente en cualquier tienda o cotillón y también tener en cuenta los accesorios de un tripulante de la nave es una idea genial.

Además, los accesorios son muy importantes porque le dan la caracterización al personaje que se quiere representar. Con estos consejos de seguro será un disfraz de pirata con un toque de princesa y la pequeña quedará muy encantada al verse ruda, pero sin perder su glamour y feminidad, sobre todo si esta es coqueta. Aparte de los tutús, también se pueden conseguir faldas para niñas de diferentes colores con cualquier dibujo animado, por lo usual es recomendable escoger aquel del cual ellas sean muy fanáticas, para así poder ofrecerle lo mejor de ambos mundos.